Color

Las fotos tomadas con cámaras digitales suelen tener un espacio de color RGB predeterminado (sRGB es el más común), que es perfecto para MOO. Las convertiremos a CMYK utilizando nuestro propio perfil, adecuado para el papel y el acabado de cada producto.

Recuerda: siempre que sea posible, previsualiza las fotografías en CMYK. Los colores que se ven en la pantalla siempre parecen más brillantes que los productos finales impresos.

Si tienes una pantalla con el color calibrado y quieres previsualizar tus imágenes en el mismo espacio de color CMYK que utiliza MOO, te recomendamos los ajustes siguientes: Coated FOGRA39.


¿Fue útil este artículo? Usuarios a los que les pareció útil: 8 de 10 10