Blanco y negro

Si tus imágenes son en blanco y negro o en escala de grises, te recomendamos convertirlas a los espacios de color RGB o CMYK mencionados previamente. Los resultados de impresión serán mejores. Siempre que sea posible, previsualiza tus imágenes en CMYK para obtener una vista más parecida al resultado final. Las previsualizaciones en CMYK suelen tener poco contraste, así que tendrás que ajustar los niveles de brillo y contraste hasta que estés satisfecho con la vista previa.


¿Fue útil este artículo? Usuarios a los que les pareció útil: 0 de 0 0